Generación del 27: Las Sin Sombrero

Llega la vuelta al cole y con ella, la compra de libros de texto llenos de conocimiento y de… ¡hombres! ¿A qué nos referimos con esto? Generalmente, cuando hablamos de historia, ciencia, arte, etc., los libros de los que aprendemos hacen referencia, mayoritariamente, a hombres que hicieron aportes importantes en esas disciplinas, olvidando a las mujeres de la época, que además de aportar tanto como sus compañeros, tuvieron que enfrentarse a los obstáculos de ser mujer por aquel entonces, lo que hace que ahora en pleno s. XXI sean las grandes olvidadas. 

Seguro que cuando hablamos de la Generación del 27 recordáis nombres como Pedro Salinas, Jorge Guillén, Vicente Aleixandre, Federico García Lorca, Luis Cernuda y Rafael Alberti entre otros. Pero… ¿cuántas mujeres recordáis haber estudiado en la Generación del 27? 

Si te pregunto quiénes fueron Las Sin Sombrero, ¿sabrías decirme el nombre de alguna?

Las mujeres de la Generación del 27 (1923-1936) fue un grupo escritoras, pintoras, compositoras y escultoras, pero que por desgracia fueron invisibilizadas y con el tiempo olvidadas. El nombre de “Las Sin sombrero” vino dado por el capítulo que protagonizaron Margarita Manso y Maruja Mallo junto a Salvador Dalí y Federico García Lorca en la Puerta del Sol de Madrid. Al pasar por delante se descubrieron las cabezas arrojando los sombreros que llevaban, lo que fue entendido como un acto de rebeldía y provocó que algunas personas les insultaran e incluso llegaran a tirarles piedras.

El movimiento sinsombrerista era sinónimo de transgresión social y de la moda de la época. Aunque en su tiempo fue un movimiento que también compartían los hombres, hoy en día está asociado a estas creadoras. 
Estas mujeres crearon en el año 1926 el Lyceum Club Femenino, un club en el que tuvieron cabida un amplio número de disciplinas artísticas. 

La mayoría de las mujeres de la Generación del 27 fueron borradas de la historia y estuvieron olvidadas durante mucho tiempo, hasta que el proyecto transmedia de TVE Las Sinsombrero las puso de nuevo sobre la mesa. 

¿Quieres conocerlas? Te presentamos a algunas de las mujeres de la Generación del 27:

  • Concha Méndez (1898-1986): Poeta, dramaturga, guionista, editora e impresora. Vivió viajando y escribiendo. Se exilio a México, donde falleció.
     
  • Rosa Chacel (1898-1994): Escritora, colaboró en revistas, escribía narrativa, poesía y una colección de diarios. Sólo escribió una obra antes del exilio en Brasil, donde tuvo sus años más prolíficos, plasmando en ella sus inquietudes intelectuales. Regresó a España en 1973.
     
  • Maruja Mallo (1902-1995): Esta pintora surrealista es la primera que consigue ser reconocida por su propia obra, independientemente de su género. Tras la Guerra Civil se ve obligada exiliarse en Argentina, donde alcanza bastante reconocimiento, haciendo varias exposiciones al igual que en Nueva York con la presencia de Andy Warhol. Ya en 1962 vuelve a España, donde es prácticamente una desconocida, pero continúa pintando casi hasta su muerte.
     
  • María Teresa León (1903-1988):  Licenciada en Filosofía y Letras. Se la ha conocido por ser la mujer de Alberti pero recorrió el mundo luchando contra el fascismo. Publicó hasta 20 libros. A partir del exilio de ambos, en Argentina, se dedicó a reivindicar a su marido, ya que era la única manera que la dejarán hablar. 
     
  • María Zambrano (1904-1991): Filósofa, pensadora y ensayista. Es la que refleja en sus escritos el pensamiento de una generación. Fue la última que se marchó en la Guerra Civil. Regresó en 1984 y a diferencia de sus compañeras fue ampliamente reconocida. Le otorgaron el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 1981 y el Cervantes en 1988 (fue la primera mujer en hacerse con este galardón).
     
  • Ernestina de Champourcin (1905-1999): Poeta. Estudió en la Escuela Libre y formó parte del Lyceum Femenino. Abandonó la novela para dedicarse casi por completo a la poesía. Se exilió en México y regresó a España en 1972. Fue discípula de Juan Ramón Jiménez y es considerada una de las personalidades más brillantes del 27.
     
  • Josefina de la Torre (1907-2002): Fue una vanguardista en varios campos: cine, poesía, cantante, actriz... Ella tampoco se exilió. Trabajó en el cine como dobladora, aunque acabó dedicándose casi por completo al teatro. Una de sus últimas actuaciones, y la más conocida, fue en la serie de TVE “Anillos de oro”.
     
  • Marga Gil Roesset (1908-1932): Escultora vanguardista que también se dedicó a la escritura y a la ilustración. Se suicidó con veinticuatro años. 
     
  • Margarita Manso (1908-1960): Pintora. Tras la guerra no se exilió, aceptó quedarse en España aunque eso suponía poner en suspenso su vida artística. Fue esposa de Alfonso Ponce de León, pintor vanguardista y falangista que fue asesinado en 1936. Tras la muerte de su marido, participó en el diseño de la revista falangista Vértice.
     
  • Ángeles Santos (1911-2013): Pintora y artista gráfica de vanguardia. A los dieciséis años expuso en el Ateneo de Valladolid. Después, llegó a exponer en el pabellón español de la Bienal de Venecia en 1936, aunque las duras críticas a su estilo (surrealismo), la Guerra Civil y el nacimiento de su hijo influyeron en que su obra pasase a ser más convencional y costumbrista.

Cuando hablamos de la Generación del 27 generalmente se olvida a este grupo de artistas. Estas mujeres fueron transgresoras y la vanguardia de los años 20 y 30 en España, compartieron inquietudes, actitudes y una estrecha relación en revistas y en misiones pedagógicas con sus coetáneos masculinos, salían en las fotos de la Generación del 27, pero no en los textos explicativos. Sus obras hablaban de independencia y libertad. Fue el exilio unido al hecho de ser mujeres lo que las llevó al borrado histórico y al olvido.